El Informe Social

Un informe social es un dictamen técnico que sirve de instrumento documental, que elabora y firma con carácter exclusivo un TRABAJADOR SOCIAL.

Su contenido se deriva del estudio, a través de, la observación, la entrevista y otras técnicas de evaluación, donde queda reflejada en síntesis, la situación objeto, la valoración, un dictamen técnico o diagnóstico y una propuesta de intervención profesional.

 

El informe social consiste en la recopilación de antecedentes personales (historia familiar), familiares de apoyo (red de apoyo primario), dinámica familiar, evaluación económica, situación sanitaria y educativa, así como otros que sean relevantes para describir y acreditar la situación actual de una persona o un grupo familiar en particular.

 

Las tres partes del informe social son las siguientes:

 

1- Estudio psicosocial. Se indican únicamente los datos objetivos, no teniendo cabida aún las valoraciones del Trabajador Social, las cuales, se realizarán más adelante.

Estos datos serán recogidos mediante observación directa por el trabajador social, expresados por la persona usuaria, indicando que la fuente de información es dicha persona, pudiendo ser comprobados por documentos: nóminas, certificados, informes médicos, etc., transmitidos por otros profesionales de los servicios sociales, de salud, educación, etc.. Mencionando en toda actuación la fuente de información.

 

2- Interpretación y valoración de la situación. Es aquí donde corresponde interrelacionar, interpretar y valorar los datos expuestos en el estudio, para ello hay que señalar:

 

A. El problema.

B. Las causas. -

C. Las consecuencias derivadas del problema y las personas afectadas. -

D. Los posibles riesgos futuros de continuar el problema. -

E. Las potencialidades y recursos detectados en las personas y en la situación.

F. En la valoración de la situación, el profesional indica su dictamen, en base a su formación. Es en este apartado donde nos diferenciamos del dictamen de otros profesionales.

 

3- Plan de actuación Se articulará por núcleos de intervención, si es preciso intervenir en más de un área: vivienda, económico-laboral, salud.. Deberá priorizarse los núcleos de intervención y objetivos de mayor a menor importancia. A tal efecto, deberán señalarse los objetivos generales y específicos, así como su temporización. Por último, se señalan las intervenciones concretas.

 

Información